Historia

  • AÑO DE FUNDACIÓN: 2003
  • EDAD MEDIA: 30  años
  • Nº PARCELAS: 40
  • NÚMERO BARRICAS: 4.500 de roble americano y francés
  • PRODUCCIÓN BOTELLAS: 1 M. botellas

 

Finca Antigua supuso un auténtico ‘flechazo’ para Familia Martínez Bujanda. Con el firme propósito de diversificar el negocio bodeguero original de Rioja, recorrieron buena parte de la geografía nacional en busca de viñedos singulares, con personalidad, hasta que recalaron en un entorno extremo para el cultivo de la vid que, lejos de la tradicionales y uniformes extensiones manchegas, ofrecía extraordinarias posibilidades para innovar en la elaboración de vinos.

Finca Antigua, cuyo nombre hace referencia a las numerosas viñas viejas hincadas en el momento de la adquisición, es una extensión de 1.000 hectáreas, con una altitud superior a los 900 metros, de las que 421 las ocupa el viñedo, el resto es monte bajo con encinas, carrascas… La reconversión de la finca supuso un arduo trabajo técnico de catalogación e identificación de parcelas, que concluyó con la plantación de nuevas variedades con gran potencial de adaptación al terruño y la conservación de aquellas capaces de recuperarse de las cicatrices de la erosión.

Familia Martínez Bujanda adquirió Finca Antigua a principios del año 1999 e inauguró la bodega de nueva construcción en el año 2003. Finca Antigua reúne lo mejor del viejo y del nuevo mundo, con una colección de vinos sorprendentes, creativos e innovadores que expresan la personalidad de la tierra donde se cultivan.

Situada entre las provincias de Cuenca y Toledo, Finca Antigua es la bodega de la DO La Mancha de Familia Martínez Bujanda, la plataforma perfecta para dar rienda suelta a la imaginación y creatividad. En Finca Antigua elaboramos vinos innovadores, vanguardistas y sorprendentes, que expresan la personalidad de un terruño diferente al resto de la región vitícola.